Benalmadena, a 22 kilómetros de Málaga capital, es uno de los principales destinos turísticos de la Costa del Sol, al que los turistas se dirigen atraídos por sus playas, sus temperaturas suaves, y sus servicios de ocio, que incluyen parque de atracciones, casino y uno de los mayores puertos deportivos de Andalucía (tradicionalmente conocido como Puerto Marina).

La localidad se divide en tres núcleos urbanos: Benalmádena Pueblo, Arroyo de la Miel y Benalmádena Costa, aunque el crecimiento de la población hace que las tres zonas estén cada vez más unificadas. Benalmádena Pueblo mantiene la estética de los pueblos blancos del Mediterráneo andaluz. Sus orígenes se remontan a la época musulmana. El Arroyo de la Miel se encuentra entre la costa y la montaña. Desde la década de los sesenta, este núcleo urbano ha experimentado un gran crecimiento demográfico. El litoral de Benalmádena (Málaga), “Benalmádena Costa”, alberga la mayor parte de los establecimientos hoteleros de la localidad. En ella se encuentra el paseo marítimo, que cruza toda Benalmádena, y el Puerto Deportivo.